Buscador de vuelos a Latinoamérica. Ofertas de Vuelos

Síndrome de la Clase Turista

Síndrome de la Clase Turista

Los vuelos de larga duración se han popularizado hasta tal punto que las problemáticas han aumentado, sin duda una de las más conocidas es el Síndrome de la Clase Turista ó Trombosis del Viajero, termino bautizado a finales de los años 1990. Consiste en la aparición de síntomas derivados de tener una trombosis venosa, especialmente una trombosis venosa profunda (TVP)

Inicialmente se pensó que la causa era debida al reducido espacio entre los asientos de los aviones en la clase turista de la mayoría de las compañías aéreas, pero quedó demostrado que no es un factor determinante el viajar en clase turista, aunque si es cierto que la posición en reducido espacio afecta y predispone.
Las causas que producen el Síndrome de la Clase Turista son la escasa ó nula movilidad de las piernas durante un tiempo prolongado, la deshidratación y factores predisponentes en el pasajero.
Las personas más vulnerables son las embarazadas, los obesos, mujeres que toman anticonceptivos orales, personas con problemas de coagulación y también las personas que por su altura tienen dificultades para moverse en su asiento.
Importante destacar es que los síntomas de esta patología pueden aflorar días después del viaje, incluso semanas, con una hinchazón, dolor y calentamiento de la pierna, ésta adquiere un tono azulado que nos indica que el trombo está obstruyendo el retorno venoso.

Evitar la trombosis durante el vuelo

Unas cuantos consejos preventivos nos ayudarán a evitar se produzca la trombosis. Al reservar el pasaje aéreo desde hoyvuelo.com solicítanos asiento en pasillo, la mayoría de las compañías aéreas nos permiten bloquear estos lugares.

Para el viaje debes ir con ropa cómoda y de fibra natural que favorezca la transpiración evitando obstruir el riego sanguíneo con vestimenta ceñida al cuerpo. Se aconseja no tomar sedantes porque durante el sueño una postura incómoda puede facilitar la aparición del síndrome.

Ya dentro del avión para mantener una buena circulación sanguínea procura una vez sentado no doblar en exceso las piernas. Con frecuencia mueve los dedos de los pies y tobillos, realiza ejercicios flexores y extensores con los pies y camina por el pasillo cada dos horas. Acelerar la circulación realizando inspiraciones profundas. Para compensar la baja humedad a bordo del avión, en consecuencia la deshidratación, beber agua frecuentemente y abstenerse de tomar café y bebidas alcohólicas.

Si anteriormente has sufrido una trombosis o normalmente se te hinchan los pies sería conveniente consultar a tu médico antes de comenzar el viaje.

Para cualquier aclaración sobre el Síndrome de la  Clase Turista antes de volar a Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Honduras, Paraguay, Perú, Uruguay… no dudes en consultar a nuestro equipo de profesionales.